Opciones para adquirir vivienda

Actualmente existen varias posibilidades para comprar vivienda: pagar de contado, acogerse a un subsidio, sacar un crédito en pesos o UVR, y adquirir un Leasing Habitacional. Pero nos preguntamos: ¿cuál es la mejor alternativa?.

Antes de escoger una de estas opciones tenga en cuenta que los precios de la vivienda han subido significativamente. De hecho, el Banco de la República ha mostrado en reiteradas ocasiones su preocupación sobre el tema y no descartan una posible sobrevalorización.

El último informe de Estabilidad Financiera del banco Central muestra que en promedio el precio de la vivienda en Colombia por metro cuadrado está en US$2.102 (cerca de $3´700.000), lo que hace que esté más alto que en países como México donde la cifra es de US$2.085 (alrededor de $3´600.000) y en Chile que es de US$1.875 ($3.300.000).

En medio de este panorama, tanto el Gobierno como los expertos aseguran que en el país están dadas las condiciones para comprar vivienda no sólo por el impulso que se tiene desde el Gobierno, sino porque el sistema financiero está preparado para otorgarcréditos que faciliten la adquisición.

Saber cuál es el mejor momento para comprar vivienda es difícil, pues muchas veces es un riesgo que debe asumir debido a que el precio de su inmueble puede cambiar o su situación económica puede ser diferente en un futuro.

No obstante, tenga en cuenta que con las opciones que hoy se ofrecen usted puede empezar a pagar la cuota de su propia casa en vez de destinar el dinero a un arriendo; sin dudas este es un buen momento para comprar vivienda en Colombia porque se tiene una inflación controlada, las tasas de interés están bajas y hay mejores condiciones de empleo.

Para comprar vivienda tiene diferentes posibilidades como:

  • pagar de contado,
  • acogerse a un subsidio,
  • sacar un crédito en pesos o UVR y
  • adquirir un Leasing Habitacional.

Tanto la modalidad de Leasing Habitacional como el crédito en pesos o UVR tienen tasas de interés similares (para vivienda en promedio están entre 1% y 1,2% mensual). La diferencia está en cuánto tiene usted para la cuota inicial.

Por ejemplo, los créditos en pesos normalmente prestan hasta el 70% del valor de la vivienda, mientras que hay bancos que ofrecen un préstamo de hasta el 90% con la modalidad de Leasing habitacional. Es decir, si usted no tiene mucho capital para la cuota inicial le conviene más el Leasing Habitacional.

Por su parte, el crédito en UVR le permitirá tener una cuota más baja, la cual varía con el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Analistas consideran que es una buena opción debido a que la inflación está controlada y estable. Si dicha situación cambiará en un futuro, podría cambiar el crédito, por ejemplo, a pesos.

Las ventajas del crédito en pesos es que siempre tendrá la misma cuota que le fije el banco. Entre tanto, en el Leasing Habitacional tenga en cuenta que usted paga una especie de arriendo que se convierte en la cuota de su vivienda. Al final del crédito tiene la opción de compra, que puede ser hasta del 30% del valor de la vivienda, por lo que deberá tener ese dinero listo para que el inmueble sea totalmente suyo.

En cualquier caso recuerde que puede acceder al beneficio de subsidio que le brinda la caja de compensación (depende del salario que devengue) y los que ha dispuesto el Gobierno para acceder al subsidio de la tasa de interés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*